¿Por qué Arabia Saudí y sus aliados han roto las relaciones diplomáticas con Qatar?

Por

Riad –que acusa a Doha de apoyar el terrorismo, es decir, a los Hermanos Musulmanes, y de simpatizar con Irán– ha convencido a Egipto, a los Emiratos Árabes Unidos y a Bahréin para que se sumen a su estrategia destinada a aislar a Qatar. Estas son las razones que hay detrás de la operación.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Nuevo tira y afloja en los regímenes sunitas de Oriente Medio; por segunda vez en tres años, varios países de la región han decidido romper relaciones diplomáticas con Qatar y aislarlo, cerrando sus fronteras aéreas, terrestres o marítimas con el emirato, al que acusan de « apoyar el terrorismo ». Ya en 2014, tres países el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) –Arabia Saudí, el Reino de Bahréin y Emiratos Árabes Unidos– llamaron a consultas a sus embajadores en Doha en señal de protesta por el apoyo del emirato a los Hermanos Musulmanes, tras el derrocamiento del régimen de Mohamed Mursi, líder de la cofradía, y para denunciar la vinculación entre Doha y Teherán. Entonces no se llegó a ordenar el cierre de las fronteras y la crisis diplomática se dio por finalizada al cabo de ocho meses, cuando el régimen de Qatar se comprometió a « someterse a la plataforma árabe ».