El poder ruso está decidido a mantener un gran conflicto con Occidente

Por

Seis semanas después del inicio de la guerra, Vladímir Putin ha reforzado su posición como líder todopoderoso de una Rusia transformada en un campo militar: no se ha alzado ni una sola voz discordante entre las élites políticas, económicas y de seguridad Para los dirigentes del Kremlin y su entorno, esta guerra es "existencial" y la doctrina rusa autoriza el uso de armas nucleares en caso de "amenaza existencial".   

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Seis semanas después de que Rusia entrara en guerra contra Ucrania, empieza a aclararse el significado de este conflicto de una magnitud sin precedentes en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Más allá del destino de Ucrania, se trata de que el gobierno ruso derrote al "Imperio de la mentira", es decir, a Occidente, como dijo Vladímir Putin el 24 de febrero, para construir un orden mundial radicalmente nuevo.