Brasil pierde el control de sus cárceles

Por

El país, que tiene la tercera mayor población carcelaria del mundo, ve cómo las bandas se hacen con al control de los establecimientos penitenciarios. A pesar de la creación de unidades policiales de élite, la lucha que se libra para controlar las prisiones volvió a saltar a la primera plana a principios de enero.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

De nuestro corresponsal en Río de Janeiro (Brasil).- La cabeza aparece en un primerísimo primer plano; agarrada por el pelo y zarandeada en todas las direcciones, antes de ser lanzada contra el suelo. Los detenidos, ebrios de poder tras hacerse con el control del establecimiento, gritan y se felicitan. Miembros de la banda Primeiro Commando da Capital (PCC) lograban acceder a las zonas en que se encontraban los miembros del Commando Vermelho (CV). El hombre que graba la escena gira la cámara hasta enfocar su propio rostro: tiene expresión de alucinado. Durante el tiempo que dura la secuencia, no pestañea y grita: « Esto es lo que hemos hecho al CV. ¡Esta es nuestra casa! ».