China pone fin a la experiencia democrática de Wukan

Por

Tras un proceso expeditivo, nueve habitantes del pueblo de Wukan acaban de ser condenados a penas de prisión firme. En 2012, las reivindicaciones de los lugareños para recuperar sus tierras fueron escuchadas por las autoridades y llamaron la atención de los medios de comunicación internacionales. A día de hoy, esto no es más que un lejano recuerdo. 

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

El 26 de diciembre de 2016, nueve habitantes del pueblo de Wukan, en la provincia china de Cantón, eran condenados a penas de entre dos y diez años de cárcel tras un juicio de menos de media hora. La victoria de 2012, cuando los lugareños obtuvieron el derecho de nombrar libremente a su comité local, encargado de redistribuir las tierras expropiadas por un promotor inmobiliario, no es más que un recuerdo. Estas condenas ponen fin a un año negro para el pueblo, dado que Lin Zulian, secretario de la célula del partido de la localidad y exlíder de las manifestaciones de 2012, fue condenado a tres años de prisión el pasado mes de septiembre tras confesar en la televisión. Trece vecinos permanecen detenidos a la espera de juicio, mientras la policía armada popular continúa patrullando día y noche las calles de Wukan.