Serbia construye con la ayuda de Djoković su nueva identidad nacional

Las andanzas australianas del actual número uno del tenis mundial han movilizado al país de los Balcanes, que ha defendido con uñas y dientes a su campeón. Hace más de una década que el deportista antivacunas encarna las esperanzas de todo una nación, pero también sus profundas contradicciones. 

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Novak Djoković llegó a Belgrado el lunes 18 de enero, 24 horas después de su expulsión de Australia. Cientos de aficionados aclamaron a “Nole” al bajar del avión, agitando banderas serbias y cantando cánticos en su honor.