BlackRock atrapado por sus conflictos de intereses en Europa

Por

En un contundente informe, la Defensora del Pueblo Europeo, Emily O'Reilly, denuncia la adjudicación de un contrato de consultoría al primer gestor de activos por parte de la Comisión Europea.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Sin lugar a dudas, las instituciones europeas tienen un problema con el concepto de conflicto de intereses. Este miércoles 25 de noviembre, la Defensora del Pueblo Europeo Emily O’Reilly volvía a llamar al orden a la Comisión Europea (hallada en flagrante delito en varias ocasiones) por haber confiado en marzo a BlackRock una misión de auditoría y de consultoría para « integrar los factores medioambientales, sociales y de gobernanza » en las normas bancarias.