La inflación reabre el debate sobre la subida de sueldos

Por

Ahora que los precios se disparan, resurge un fantasma en la esfera económica: la espiral precio-salario, que sería sinónimo de caos, aunque este planteamiento se basa en una lectura distorsionada de los años 70. Sin indexación automática, es evidente que los salarios reales corren el riesgo de bajar en 2022, aunque los salarios nominales suban.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Ahora que la inflación repunta, la cuestión del “poder adquisitivo” está en el centro de la campaña presidencial en Francia. Pero la verdadera cuestión que plantea la reactivación del aumento de los precios es la del aumento de los salarios. Desde hace varias décadas, la desindexación de los salarios a la inflación se ha acelerado.