Veladas clandestinas en Francia: la lista se alarga

Brice Hortefeux, exministro del Interior, almorzó a finales de marzo con el editorialista Alain Duhamel en un apartamento convertido en restaurante clandestino por el chef Leroy, que se encuentra en detención preventiva por el affaire del Palacio Vivienne, donde organizaba veladas de lujo en plena pandemia. Una tendencia de una pequeña élite política, económica y mediática que no tiene reparos en incumplir la normativa sanitaria vigente.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Ningún ministro ha asistido a ninguna de las comidas clandestinas que organizaba, aseguraba el pasado 8 de abril el chef Christophe Leroy, a través de su abogado, seis días después de la difusión de un reportaje en la cadena M6 sobre las lujosas cenas que sirvió, incluso en el Palacio Vivienne en París, del caprichoso coleccionista Pierre-Jean Chalençon.