El plan secreto del clan Sarkozy para «exonerar» al cerebro del atentado contra un avión francés en 1989

Por y

Según los nuevos documentos reunidos por un diputado de Trípoli, Thierry Herzog, amigo y abogado de Nicolas Sarkozy, ofreció, en noviembre de 2005, su ayuda para anular el mandato de arresto y la condena que pesaba sobre Abdallah Senoussi, cuñado de Gadafi, condenado a cadena perpetua por el atentado contra el DC-10 de la compañía francesa UTA en 1989, que dejó 170 víctimas mortales, entre ellas 54 ciudadanos franceses. Thierry Herzog fue conducido hasta Trípoli por Francis Szpiner, el abogado de las víctimas del atentado.

Acceso a los artículos es sólo para suscriptores.

Se trata de una nueva prueba del pacto del equipo de Nicolas Sarkozy con el régimen libio. Y revela su lado más oscuro. Archivos del antiguo régimen reunidos por un diputado de Trípoli, electo tras la revolución, Samir Shegwara (leer su perfil en francés), prueban ahora que en 2005, un mes y medio después de la primera visita de Nicolas Sarkozy a Trípoli, su propio abogado viajó a la capital libia para ofrecer « la anulación » pura y simple del proceso contra Abdallah Senoussi, cuñado de Muamar Gadafi, director de los servicios secretos militares, y condenado en Francia a cadena perpetua por la organización del atentado contra el avión DC-10 de UTA en 1989 (170 muertos, entre ellos 54 franceses).