Football Leaks: los conflictos de intereses del magistrado portugués de Eurojust

Por

El representante luso en el seno de Eurojust, donde un proceso de cooperación judicial sobre los documentos de Football Leaks acaba de comenzar, ha ocultado que su hijo trabaja en el mismo bufete de abogados que representa a varias de las personalidades concernidas por dichos documentos, como Cristiano Ronaldo. Una situación que siembra la duda sobre la imparcialidad de Portugal vis-à-vis del denunciante, Rui Pinto, detenido en Hungría a petición de la justicia portuguesa.

Artículo en acceso libre. Descubre y lee todo en Mediapart Abonarse

El momento fue solemne. La semana pasada, en La Haya, Eurojust lanzó, a iniciativa de Francia, una cooperación judicial basada en los documentos de Football Leaks, la fuga de documentos más grande en la historia del periodismo. Nueve países (ocho Estados europeos más Estados Unidos) se dieron cita. En el menú: compartir 12 millones de archivos informáticos proporcionados a la Fiscalía Nacional Financiera (PNF) por el portugués Rui Pinto, también conocido como « John », la fuente detrás de los Football Leaks, que ha permitido a Mediapart y a sus socios del EIC multiplicar las revelaciones sobre la cara oculta del foot business.

fl-logo
Pero los magistrados tienen un problema: Portugal. Dos meses después de comenzar a colaborar con la PNF, Rui Pinto fue arrestado en Hungría a petición de Portugal, donde es acusado de robo de datos y « tentativa de extorsión », cargos que él contesta. Lisboa quiere extraditarlo y recuperar los 10 terabytes de datos –una cifra diez veces superior a los documentos compartidos con la PNF- requisados por la justicia húngara durante el registro de su apartamento. Esta posición de la justicia lusa disgusta a los otros fiscales presentes en la reunión de Eurojust, si bien desean utilizar estos datos extremadamente valiosos en el marco de sus investigaciones, temen que, en el caso de que estén cifrados, no puedan hacerlo sin la cooperación de Rui Pinto.

El 19 de febrero, durante la conferencia de prensa celebrada tras la reunión, el representante de Portugal en el seno de Eurojust, Antonio Cluny, protagonizó un discurso cuando menos esquizofrénico: aseguró que Portugal quiere explotar los Football Leaks (principalmente por los casos de fraude fiscal), pero también confirmó la determinación de la justicia lusa en perseguir legalmente a Rui Pinto. No hay ninguna relación entre sendas investigaciones, defendió Cluny, sin conseguir convencer a los presentes. 

Antonio Cluny durante la rueda de prensa de Eurojust sobre Football Leaks, el 19 de febrero de 2019 en La Haya. © Eurojust Antonio Cluny durante la rueda de prensa de Eurojust sobre Football Leaks, el 19 de febrero de 2019 en La Haya. © Eurojust

Había, además, otro problema al que Antonio Cluny olvidó hacer referencia: su importante conflicto de intereses en este dosier. Su hijo João trabaja, en efecto, en el bufete de abogados portugués MLGTS, entre los clientes de dicho gabinete aparecen varios jugadores de fútbol (Cristiano Ronaldo, por ejemplo) salpicados por las revelaciones de Football Leaks. João Cluny participó personalmente en un proceso judicial contra Rui Pinto. Antonio Cluny, por su parte, participó como orador en varias conferencias organizadas por el bufete de su hijo -sin recibir ningún tipo de remuneración, nos ha asegurado MLGTS-.

El affaire debería desembocar en un escándalo en el seno de Eurojust, y avergonzar a los magistrados europeos encargados de los Football Leaks: según varias fuentes consultadas por el EIC, Antonio Cluny omitió comunicar este conflicto de intereses a la institución europea y a sus compañeros presentes en la reunión del 19 de febrero. « La oficina francesa de Eurojust y la Fiscalía Nacional Financiera no habían sido informados », nos ha confirmado el representante de Francia en Eurojust, Frédéric Baab. Precisando, en una respuesta muy diplomática, que él « no puede emitir una opinión sobre la conducta del representante portugués ».

El conflicto de intereses de Antonio Cluny también pone en duda la imparcialidad de Portugal vis-à-vis de Rui Pinto. Tres semanas antes de la reunión de Eurojust, en una entrevista concedida a Mediapart y al EIC, Pinto explicaba que no quería ser extraditado ya que está « casi seguro de que no se beneficiará de un juicio justo en Portugal », dado que « la justicia no es totalmente independiente » y la « mafia del fútbol está en todas partes ».

Rui Pinto, alias “John”, el denunciantes detrás de los « Football Leaks ». © Yann Philippin/Mediapart Rui Pinto, alias “John”, el denunciantes detrás de los « Football Leaks ». © Yann Philippin/Mediapart

Los secretos de Antonio Cluny son, en cualquier caso, muy problemáticos tratándose de un magistrado de su nivel. De hecho, antes de ser nombrado miembro de Eurojust en 2014, fue fiscal general adjunto y presidente del sindicato de fiscales portugueses.

Antonio Cluny es también el padre de João Lima Cluny, uno de los abogados del prestigioso gabinete portugués Morais Leitão Galvão Teles Soares da Silva (MLGTS), muy presente en el mundo del fútbol. Uno de los socios de MLGTS, el abogado Carlos Osório de Castro, se ocupa de la defensa de varias personalidades implicadas en casos de fraude fiscal relacionados con los documentos de Football Leaks, como el agente Jorge Mendes y sus clientes Cristiano Ronaldo o José Mourinho (leer aquí nuestra investigación). En un email confidencial revelado por Football Leaks, Ronaldo indica que considera a Carlos Osório como a un « padre »

Incluso, Carlos Osório de Castro fue considerado sospechoso por el fiscal español que investigó los affaires fiscales relacionados con Ronaldo y otros jugadores cercanos a Mendes, pero finalmente no fue procesado. Si bien, nuestras investigaciones revelaron que Osorio estaba al tanto de la elaboración de un documento falso (antedatado), manifiestamente diseñado para evitar que Ronaldo recibiese una condena mucho más grave.

El socio del bufete MLGTS también forma parte del equipo de defensa de Cristiano Ronaldo en el caso de una supuesta violación que el delantero de la Juventus habría cometido en Las Vegas –acusación que Ronaldo niega-. Las autoridades estadounidenses, presentes en la reunión de Eurojust, están muy interesadas en los documentos de Football Leaks en el marco de esta investigación: como reveló nuestro socio Der Spiegel, los documentos contienen una entrevista entre los abogados de MLGTS y Ronaldo, durante dicho encuentro el delantero habría declarado que la presunta víctima había expresado en varias ocasiones su falta de consentimiento (lea nuestro artículo aquí).

Los documentos de Football Leaks muestran que João Cluny, en el seno del gabinete MLGTS, trabajó en varias ocasiones para algunos jugadores de la escudería de Jorge Mendes. Quien, además, como revelamos, se encuentra en el centro de una investigación fiscal europea realizada por cinco países.

João Cluny también participó en un procedimiento judicial contra Rui Pinto. En 2014, Pinto transfirió una suma de seis cifras, fruto de varias cuentas bancarias de las Islas Caimán, a su cuenta personal. El banco prefirió resolver el caso discretamente a cambio de la devolución de la mayor parte del dinero. Fue João Cluny quien negoció el acuerdo amistoso en nombre del banco con el abogado de Rui Pinto.

Por su parte, su padre Antonio Cluny, representante de Portugal en Eurojust, participó como orador en varias conferencias organizadas por MLGTS –sin haber recibido remuneración alguna, nos ha asegurado el bufete luso-. Además, según la prensa portuguesa, Antonio Cluny habría, a petición del fiscal general de Portugal, aportado su ayuda para que el mandato de arresto internacional contra Rui Pinto fuese ejecutado lo más rápido posible. 

¿Esta información es precisa? ¿Intercambió Antonio Cluny información sobre Football Leaks con su hijo? ¿No debería haber informado a sus colegas de Eurojust de las actividades de su hijo? Antonio Cluny no contestó a todas las preguntas del EIC. Explica que no dijo nada a Eurojust porque no cree que exista ningún « conflicto de intereses ». Afirma que no participó, en Portugal, en las investigaciones susceptibles de ser avivadas por los documentos de Football Leaks, ni en el proceso judicial contra Rui Pinto.

Dice que nunca fue informado de potenciales conflictos de intereses relacionados con las actividades de su hijo, y que las « autoridades portuguesas competentes » le confirmaron que no había ninguno. Añade que se limitó, durante la rueda de prensa de Eurojust, a trasmitir la posición oficial que se le comunicó, y que no participó en la reunión de trabajo precedente –de hecho, fue su asistente quien asistió-. 

Cuestionado por el EIC, MLGTS nos respondió que la cuestión de una hipotética influencia de uno de sus abogados sobre Antonio Cluny « no solo es infundada, sino también difamatoria ». El gabinete también afirma que no hay ningún conflicto de intereses, asegurando que João Cluny no participó en ninguno de los casos judiciales relacionados con las revelaciones de Football Leaks, y que su intervención en la disputa entre Rui Pinto y el banco de las Islas Caimán es anterior a la publicación de los primeros documentos por parte del lanzador de alertas luso.

Cuando les comunicamos nuestros descubrimientos sobre los Cluny, padre e hijo, el equipo de abogados de Rui Pinto reaccionó con esta breve declaración: « Consideramos este hecho preocupante y examinaremos todas las posibles implicaciones legales ». Rui Pinto continúa bajo arresto domiciliario en Budapest con un brazalete electrónico, a la espera de la audiencia que decidirá sobre su extradición. Contactado por el EIC sobre Antonio Cluny, Pinto apenas se sorprendió: « Es Portugal. Me será difícil conseguir un juicio justo allí.»

Versión y edición española : Irene Casado Sánchez.

Si vous avez des informations à nous communiquer, vous pouvez nous contacter à l’adresse enquete@mediapart.fr. Si vous souhaitez adresser des documents en passant par une plateforme hautement sécurisée, vous pouvez vous connecter au site frenchleaks.fr.

Continùa leyendo en Mediapart Acceso ilimitado al periódico participación libre en el club Abonarse

fl-logo
Tras una primera temporada en 2016, quince periódicos europeos reagrupados en la red de medios European Investigative Collaborations (EIC), revelan a partir del viernes 2 de noviembre la segunda temporada de Football Leaks, la mayor fuga de documentos en la historia del periodismo. Más de 70 millones de documentos obtenidos por Der Spiegel, es decir, 3,4 terabytes de datos, han sido analizados durante ocho meses por cerca de 80 periodistas, diseñadores gráficos e informáticos. 

Corrupción, fraude, dopaje, traspasos, agentes, evasión fiscal, explotación de menores, compra de partidos, influencia política: los Football Leaks documentan de una forma inédita la parte más sombría del fútbol. Nuestras revelaciones de interés público, basadas en documentos auténticos y muchos testimonios, se difundirán simultáneamente durante tres semanas.

Junto a Mediapart, los miembros del proyecto son los siguientes: Der Spiegel (Alemania), Expresso (Portugal), L’Espresso (Italia), Le Soir (Bélgica), NRC Handelsblad (Países Bajos), The Black Sea/RCIJ (Rumania), Politiken (Dinamarca), Nacional (Croacia), Tages Anzeiger/Tribune de Genève (Suiza), Reuters (Reino Unido), De Standaard (Bélgica), VG (Noruega), Premières Lignes/France 2 (Francia) y NDR Television (Alemania).