Historia de la pequeña Fanta, cuatro días sola en un aeropuerto de París

Par

Su padre acreditó el parentesco con la niña, pero las autoridades tardaron en liberararla. Su familia la sacó de Costa de Marfil porque sufría peligro de ablación. 

La lecture des articles est réservée aux abonnés.

Fanta es una niña costamarfileña de tres años y medio que acaba de pasar varios días sin sus padres en el área de tránsito del aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle (París), donde son encerradas las personas que llegan a Francia por vía aérea sin autorización de entrada en el territorio francés. Después de cuatro días enteros entre esos muros, fue finalmente liberada por el Juez de Libertades y de Detención (JLD) el miércoles 10 de junio y se reencontró con sus padres.